dilluns, 22 d’octubre de 2012

PADRES IDEALES

Evidentemente, todos tenemos miedos que transmitimos a los niños; días en los que estamos más preocupados,…


Sin embargo para educar a los niños es preciso tener en cuenta una serie de factores:



1. La responsabilidad: La mejor forma de transmitírsela a los niños es creando un ambiente en el que se respeten las opiniones de todos y se discuta la opción más acertada.

Para fomentar la responsabilidad es necesario:

     - Establecer normas y límites

     - Dar responsabilidades según la edad y capacidades del niño.

     - Ser arbitrario (a veces las normas no se pueden cumplir a rajatabla)

     - Ser coherente

2. Madurez afectiva: Es necesario que el niño note la presencia de los padres, que están ahí para cuando lo necesitan pero sin invadir en exceso su intimidad.

Deben respetar sus secretos, sobre todo en la adolescencia, pero hacerles saber que están cerca para consolarles en momentos de tristeza. Algunos actos emotivos que hacen los padres son, sin que ellos se den cuenta, perjudiciales para sus hijos, como mimos, permisividad, constantes regalos,…


3. La aceptación: Es necesario hacerles ver a los niños que sus padres les quieren no por su belleza, su inteligencia, sus notas sino que les quieren por cómo son y no por cómo quieren que sean. A veces aunque no lo creamos escuchan “si mi hijo fuera de esta manera…” y eso les hace creer que sus padres no les quieren si no son como ellos quieren que sean.





4. La paciencia: Es imprescindible paciencia y cierta dosis de permisividad. Habrá muchas cosas que tengamos que pedirles o explicarles muchas veces hasta conseguir que la cumplan pero poco a poco conseguiremos que un día lo hagan sin necesidad de decírselo.



Cristina Castillo
Licenciada en Psicologia